Administrador de red: la paradoja del buen trabajador

Quizá muchos de los usuarios que nos leen trabajan, han trabajado o trabajarán en algún momento como Administradores  de Red, sí, con mayúsculas. Los nunca-bien-ponderados “netadmin”, “administradores de red”, administradores de sistemas” (sysadmin) o simplemente “encargados de la red” tenemos un trabajo un tanto especial dentro de la estructura de cualquier organización.

No es que nos creamos especiales, si no que, digámoslo claramente, nunca se acuerdan de que existimos hasta que algo malo pasa en la red corporativa, un servidor dejó de funcionar, alguna página Web no se muestra correctamente, rebotan los correos electrónicos o cuando hay cualquier problema de esa índole. Sin embargo, mientras hagamos bien nuestro trabajo es como si no existiésemos. Es lo mismo que ocurre con cualquier compañía proveedora de servicios. Mientras Internet funcione bien, la compañía en sí no existe, ni nos acordamos de ella, si no hasta cuando se corta la conexión y chao Internet. ¿o no?. Podemos incluso darnos el lujo de calificar el servicio que nos ofrecen diciendo que tal o tal compañía es “buena” o “mala” contando internamente las veces que hemos quedado sin conexión o la frecuencia de las interrupciones, pero nunca por que la red no se ha caído jamás.

Netadmin Esto mismo pasa con los sysadmins. Es muy frecuente ver a estos tipos haciendo NADA en sus computadores o sus puestos de trabajo, quizá simplemente monitoreando o revisando estados de servicios, pero en muchos casos no hay más que hacer. Eso es lo que yo llamo “la paradoja del administrador de red”.

También es común que un jefe directo o un supervisor dentro de la empresa, que no tenga mucha experiencia en el área IT, atribuya este comportamiento a flojera, poca preocupación o a ser un mal trabajador (estarán de acuerdo conmigo que hay gente que aún cree que si no estamos todo el día trabajando, sudando, corriendo de un lado para otro y totalmente estresados, entonces no estamos trabajando bien).

Salvo excepciones, eso casi nunca es verdad. El trabajo de un administrador de red es, entre otros, mantener la red operativa y estable, asegurar la disponibilidad de los servicios corporativos, prevenir eventos desastrosos o problemas, evitar interrupciones y mantener la seguridad. Normalmente esas tareas no se pueden hacer y ya, si no que requieren de una estrategia de planificación bastante compleja en algunos casos para poder llegar al equilibrio y estabilidad tan necesitados.

La cosa es simple: Existe una alta probabilidad, descontando factores internos de cada persona, de que si ve a un Administrador de Red haciendo nada, es por que justamente está haciendo bien su trabajo. Pero si lo vemos todo el día como loco trabajando, día y noche, fines de semana incluso, es que hay más de algún problema que no se ha sabido controlar o prevenir. Hace algunos años me despidieron de un puesto de Administrador de Red en una empresa proveedora de Internet argumentando que “mi puesto no se justificaba”. (No sé en qué mente entra el concepto de que en un ISP no se necesitan administradores de red).

Esta paradoja la explicaba muy bien un profesor mío en la universidad respecto al concepto de “dasein” (del alemán: estar ahí) del filósofo Heiddeger y la conceptualización de la no-existencia de un martillo. Cuando uno está clavando con un martillo, este instrumento desaparece de nuestra mente mientras lo utilizamos (como concepto), pero ¿cuando nos acordamos del martillo? Claro, cuando nos pegamos en un dedo. Mientras tanto el martillo cumple bien su trabajo de martillar y no es necesario que nos acordemos de él. Lo mismo pasa con los administradores de red.Backbone

El “arte” (llamémoslo así) de coordinar una red corporativa de gran tamaño es una tarea de ingeniería no menor y que requiere grandes habilidades no solo técnicas si no también estratégicas. Por eso, la próxima vez que vea a su administrador de red demuéstrele su aprecio y que no todo sea quejarse por que algo no funciona, si no que también conviene agradecer cuando todo anda bien, por que no es por arte de magia si no por el trabajo bien desarrollado de una o más personas detrás de la red. O si quiere esperar un poco más, no se olvide del 29 de Julio saludar a su administrador en su día.

About Paulo Colomés

Ingeniero y consultor especialista en infraestructura y operaciones de redes. Instructor Cisco certificado CCNA R&S, CCDA, CCNA Security, CCNP R&S, ITQ, entre otros. Fundador de REDESCISCO.NET y Netlearning Academy (www.netlearning.cl)

  • Líon Cerati Morrison Calamaro

    Es muy bueno!!! =)

  • Claudio Beltran

    es más creo que esto lo refleja mejor

    http://www.youtube.com/watch?v=ZpuNBycugME

    veanlo y comenten

  • nicopalavecino

    “…estarán de acuerdo conmigo que hay gente que aún cree que si no estamos todo el día trabajando, sudando, corriendo de un lado para otro y totalmente estresados, entonces no estamos trabajando bien…”

    Tal cual!!, muchos creen que desarrollar e implementar un script o alguna otra automatización es de vagos y que eso se hace para trabajar menos.

    Este post va derecho a los favoritos!

     

    Saludos desde Bahia Blanca, Argentina